Reparar ps3: uso de los controles inalámbricos

reparar ps3

reparar ps3

Entre quienes desde la infancia estuvimos habituados a jugar en las típicas consolas, es común preguntarnos si debemos reparar ps3 ante la primera falta de respuesta que observamos en los controles. Esto se debe a que los mismos, fueron la gran innovación del momento al ser los primeros que funcionaron inalámbricamente mediante Bluetooth.

Como consecuencia de esta novedad, una de las primeras preguntas que nos hacíamos al usarlos, era ¿cómo estar seguros de que han sido reconocidos para un determinado juego? Verificando al poco tiempo, que se configuran mediante un sencillo procedimiento.

Ni hablar de las dudas relacionadas con la distinción entre los mandos Sixaxis y los DualShock 3, a propósito de las cuales, los expertos en ps3 siguen insistiendo en que nada influyen con los pasos para solventar las averías que se puedan presentar, dado que en ambos casos, las soluciones son las mismas.

Problemas típicos y sus soluciones

Curiosamente, los inconvenientes más comunes no están relacionados con averías de la consola  o de sus mandos, sino con la falta de conocimiento acerca del correcto funcionamiento de estos. En consecuencia, situaciones tales como la dificultad de carga o sincronización y la asignación de puertos, se producen por un error en la configuración.

Por otra parte, aunque la mayoría de los problemas que podamos experimentar tienen la misma solución indistintamente del tipo de control que tenga nuestra ps3, existe uno en particular que solo puede ocurrirle a DualShock 3 y tiene que ver con la vibración. En este sentido, aunque dicha función es una característica fundamental de este modelo, no viene incorporada por defecto, es decir, tenemos que activarla.

Muchas veces convertimos el uso y configuración de nuestros equipos en un quebradero de cabeza por no consultar detalladamente la guía del usuario y esto es un grave error, porque tal instrumento tiene por objeto evitar que deterioremos la ps3 instalándola mal u optando por soluciones no recomendadas.

Así mismo, tengamos en cuenta que no todas las averías podrán ser resueltas siguiendo los pasos de la guía para el usuario o trucos que encontremos en Internet, en ocasiones lo prudente será dejar la reparación en manos de un experto.

Deja un comentario