Suena el despertador un lunes a las 7.00 de la mañana y solo pensamos en una cosa, en el fin de semana y en todo lo que nos gustaría hacer. Luego llega el fin de semana y siempre es igual. Aquí te dejamos algunas ideas para que los fines de semanas te resulten mucho más largos y divertidos.

Si tienes niños puedes informarte en la casa de la cultura de tu localidad, si tienen alguna actividad de granjas escuelas para niños y padres si hay alguna obra de teatro o exposiciones. Esto resulta muy útil en los días de lluvia o de mucho frio, además de ser educativo, pasas más tiempo con ellos y ese tiempo es dedicado cien por cien a ellos.

Si el tiempo os a compaña podéis hacer excursiones familiares al campo a la ciudad o simplemente coger la bicicleta y hacer rutas por donde queráis. Y si además preparáis unos bocatas y unos tentempiés mejor que mejor. Para ellos todo esto resulta una gran aventura que seguramente recordarán durante mucho tiempo.

También es importante no ver en los fines de semana la única via de escape al estrés semanal, ni para ti ni para tus hijos. Entre semana se pueden realizar actividades que ayudan no solo a que la semana se pase más amena y acumulemos menos problemas y estres, sino a ver la vida como un contínuo, no como la espera a tiempos mejores, representados esta vez bajo el concepto de fin de semana.

Esto nos servirá tanto a nosotros los adultos, como a nuestros hijos, porque aprenderán desde pequeño que las cosas se pueden realizar cuando uno quiera y que no hay que esperar a que nadie o la sociedad nos dicten las normas de cuándo y cómo debemos realizar las actividades que tanto nos gustan.

News Reporter

Deja un comentario